ARAG asesora en la repartición de bienes tras un divorcio

Editar noticia  Redacción

No importa la vía en que se haya decidido tramitar el divorcio, todos los bienes deberán ser repartidos de forma equitativa o de común acuerdo

ARAG explica que “sabemos que no todas las historias de amor tienen un final feliz. Ese “y vivieron felices y comieron perdices” a menudo tiene fecha de caducidad y en los cuentos de hadas no se contempla qué hacer con los bienes una vez los cónyuges se separan. En la vida real, además de la carga emocional que supone una separación, la pareja debe afrontar la repartición de sus posesiones. No importa la vía en que se haya decidido tramitar el divorcio, todos los bienes deberán ser repartidos de forma equitativa o de común acuerdo. Eso sí, nos referimos a los bienes adquiridos durante el matrimonio”.

Antes de hablar de bienes matrimoniales, hay que empezar por tener claro en qué régimen nos casamos:

Separación de bienes: en este caso, cada una de las partes administra su patrimonio don independencia. Los cónyuges contribuirán a las cargas del matrimonio y colaborarán según lo pactado en las capitulaciones. Si no se ha especificado, se calcula la aportación en base a los recursos de cada uno. Si una parte se dedica a las tareas del hogar puede percibir una pensión compensatoria en caso de separación ya que estos trabajos se consideran también una contribución a las “cargas del matrimonio”.

Bienes gananciales: ambos cónyuges deciden crear un patrimonio común durante el matrimonio. Se suele aplicar este régimen por defecto cuando no se otorgan las capitulaciones matrimoniales (excepto en Cataluña). En caso de separación, la repartición puede resultar un poco más compleja ya que será necesario hacer un inventario donde se contemple el activo y el pasivo de la “sociedad” ganancial. Si hay deudas, se liquidarán gracias al activo y el sobrante se repartirá a partes iguales o de mutuo acuerdo entre los cónyuges.

Régimen de participación: todavía hay una tercera variante contemplada en el Código Civil, que sería un híbrido entre los anteriores (salvando las distancias). Mientras está en vigor el contrato, cada cónyuge tiene la titularidad de los bienes que hubiera adquirido con anterioridad y los que adquiera en el futuro, respondiendo personalmente de sus deudas y administrándolo como quiera. No obstante, una vez disuelto el matrimonio se aplicaría una distribución parecida al de ganancias teniendo cada cónyuge derecho de participación en las ganancias del otro adquiridas durante el período matrimonial.

Los más comunes son los dos primeros pero en cualquier caso deberá haber un consenso entre ambas partes, actuando con coherencia y sin dejarse llevar por posibles impulsos viscerales. Ya hablamos en artículos anteriores sobre la repartición de los bienes inmuebles ¿quién se queda con el piso? O la custodia de las mascotas tras una separación. Si nos fijamos ahora en bienes tipo muebles, electrodomésticos, libros, herramientas…etc. Incluyendo regalos, ¿cómo se reparten?

Marina Barriendos, abogada de ARAG, aclara que “los electrodomésticos y muebles, es decir, aquellos bienes difícilmente ‘transportables’ se quedan en la casa, por lo que se los quedará el miembro de la pareja al que se le atribuya la vivienda”.

Nos ayudará pues aplicar la norma simplificada de “lo que se puede ‘mover’ se tiene que repartir”. Pero la abogada de ARAG puntualiza que eso no incluye los objetos personales que son de cada uno (maquinilla de afeitar, móvil, ropa, libros, discos, USB…); “el resto debería ser repartido de manera equitativa” apunta.

Basándonos en esto, aquellos regalos que se reciben como pareja deberán ser repartidos de la manera más equitativa posible. A menudo resulta imposible una división 50% exacta, así que en ese caso, cuenta Marina Barriendos, “la persona más beneficiada debería indemnizar al otro con el valor de la diferencia para compensar”. Se puede hacer sin más, o hacer una relación exhaustiva en el convenio regulador.

MÁS NOTICIAS

Mediación

Uniteco alerta sobre pólizas de protección baja en Responsabilidad Civil Profesional

Uniteco Profesional ha alertado sobre la existencia de pólizas de responsabilidad civil que “no cumplen …

Mercado

Más de 200 ponentes participarán en la duodécima edición de Forinvest

Forinvest celebra su duodécima edición los días 5 y 6 de marzo en Feria Valencia. …

Compañías

Iris Assistance renueva su certificación en calidad y medioambiente

Iris Assistance compañía del Grupo Santalucía que ofrece servicio de gestión de siniestros de seguros …