Blockchain, ¿oportunidad o amenaza?

Editar noticia  Redacción

Como lo hizo Internet en su día, el revolucionario blockchain ha llegado a nuestras vidas sin apenas hacer ruido y ya está en el trasfondo de múltiples transacciones cotidianas que realizamos sin que hayamos percibido su uso. Sus aplicaciones en el sector asegurador, además de mejorar la eficiencia, aportarán nuevas oportunidades de negocio, pero pueden generar también la aparición de nuevos competidores en el ámbito de la comercialización de seguros.

El blockchain o cadena de bloques es una base de datos que contiene información de cualquier tipo, la cual está replicada en múltiples ordenadores, no solo en un ordenador central. Además del nivel de seguridad que proporciona este sistema frente a ‘hackeos’, permite recuperar fácilmente la información tras una caída de la red a través de una de las réplicas de cualquiera de los ordenadores asociados.

Las aplicaciones de esta tecnología en la vida cotidiana incluyen todo tipo de transacciones, desde pagos o registros de la propiedad, hasta gestión de depósitos o fianzas, ejecución automática de las garantías en caso de avería, votaciones, etc. Los expertos en innovación empresarial consideran, sin embargo, que su despliegue se va a realizar de manera muy gradual, a medida que las compañías vayan percibiendo sus beneficios.

En el sector asegurador ya se ha comenzado a valorar su posible impacto en las diversas áreas de negocio. Por un lado, se considera que el blockchain garantizará la integridad de los datos y proporcionará un acceso y gestión más eficiente de los mismos. Ello redundará en una mayor satisfacción y retención de los clientes y en la creación de una relación de confianza entre ellos y la empresa, que se adaptará mejor a sus necesidades y deseos desde cualquier lugar y en tiempo real.

“La tecnología blockchain me parece la más probable a la hora de promover un verdadero cambio disruptor en el sector”, opina Román Mestre, director general de Inlab Strategy. “Puede romper muchas trabas actuales e impactar de forma muy importante en la relación cliente final seguro (entendido como un abstracto). Ser capaces de confiar en unas reglas de negocio permite simplificar mucho la cadena de valor y eso pone en peligro a muchos roles actuales”.

Algunas voces del sector asegurador ya se han posicionado a favor de esta tecnología y aconsejan a compañías y mediadores que la incorporen a su estrategia digital ya que, además de mejorar su eficiencia, ofrece nuevas oportunidades de negocio. En este sentido, blockchain plantea la posibilidad de crear nuevos productos o digitalizar contratos, como es el caso de los denominados SmartContracts, que ejecutan determinadas acciones cuando se producen sucesos concretos.

Para Román Mestre, sin embargo, “la capacidad de adoptar estos cambios no está al alcance de muchos. Las compañías ven que se abre una oportunidad de cara al futuro y por eso están invirtiendo de forma generalizada. Pero los más pequeños no tengo tanta confianza en que puedan incorporar esta tecnología de forma sencilla. Además,  van a cambiar muchas tareas y procesos, simplificándolos, con lo que podemos intuir que, de cara al futuro, quien aporte soluciones basadas en tecnología blockchain probablemente vendrá a substituir o eliminar a quien ya está, más que a transformarlo, con lo que la amenaza es mayor”.

De todas formas, esta visión tienen su contrapartida ya que también se considera que el blockchain abre una oportunidad única para las pequeñas corredurías y empresas de mediación de hacer negocio con los seguros de transacciones basadas en blockchain, realizadas a través de monedas virtuales como el bitcoin o ethereum, aunque el sector todavía es reticente.

“Humildemente creo que nadie lo sabe. Creo que se está dando mucho bombo al blockchain cuando no es otra cosa que un sistema de certificación de que algo se ha ejecutado de una forma determinada, pudiéndose convertir en la práctica en sustitutos de fedatarios y registros públicos. Pero intentar vincular el blockchain a la comercialización de productos aseguradores o microseguros, sinceramente, no lo vemos”, opina Jorge García González, director general de e-Correduría.

Asimismo, Luís Valverde, responsable de consultoría de Tirea, considera que la mediación puede verse amenazada por esta tecnología que puede propiciar la aparición de nuevos actores. “Blockchain permitirá el diseño de nuevos modelos de negocio, ya sea por las aseguradoras como por terceros ajenos al sector que, utilizando este tipo de tecnología, están comercializando seguros. La mediación, seguramente, es la más amenazada. La digitalización del cliente, la facilidad para acceder a la información relevante por parte de los asegurados y la irrupción de soluciones que ayudan a estos a decidir con quien asegurarse hacen que el papel del mediador pueda perder peso en el futuro. Habrá que redefinirse”.

Por de pronto, el sector ya está decidido a no quedarse fuera y E2K, la red nacional de corredores, ya ha sido admitida como miembro de la red Alastria, la primera asociación multisectorial española de tecnología blockchain (bitcoin, SmartContracts), consorcio del que ya forman parte empresas como BBVA, Telefónica, Iberdrola, Cepsa, Indra, Everis, IBM o Microsoft. En el ámbito de las aseguradoras, compañías como Mutua Madrileña, Mapfre, Allianz o AXA forman parte también de Alastria.

 

MÁS NOTICIAS

Actualidad

La facturación de PSN crece un 20% en 2018 hasta los 348 millones de euros y gana más de cuatro millones

PSN obtuvo un beneficio después de impuestos de 4’1 millones de euros. En ese mismo …

Actualidad

Insurance Europe ofrece su colaboración al próximo Parlamento Europeo para crear un nuevo marco normativo

Insurance Europe ha publicado su Informe anual 2018–2019, en el que se exponen las posiciones …

Actualidad

El Supremo da la razón a Mapfre y aplica el baremo de accidentes de tráfico en el accidente de Spanair

La Sala Civil del Tribunal Supremo (TS) ha fijado en 168.990 euros, más intereses, la …