ARAG: Las sanciones que se pueden aplicar a un vehículo inmovilizado

La gran parte de los conductores saben qué acciones y conductas, estando al volante, pueden conllevar una sanción, la consecuente retirada de puntos e, incluso, la pérdida del carné. No obstante, existen otras infracciones que, sin estar al volante, suponen multas.

Editar noticia  Redacción

Poca gente se plantea circular sin un seguro que le proteja. Sin embargo, si el automóvil se encuentra inmovilizado, por ejemplo, porque es de coleccionista o porque, simplemente, ya no se utiliza, es más habitual olvidar o, incluso, cancelar el pago del seguro. El factor diferencial que justifica la sanción, en esta ocasión, es el lugar en el que esté el vehículo. Es decir, si este se encuentra en la vía pública está totalmente justificada la sanción. Ya que, aunque no circule, debe tener concertado el seguro de responsabilidad civil obligatoria. La sanción puede variar entre los 601 y los 3.005 euros e incluir la inmovilización del automóvil. Ocurre lo contrario si el vehículo está en un garaje privado, pero debe estar dado de baja temporal o definitiva en Tráfico para estar exento de tener contratado el seguro obligatorio.

Tomando de nuevo como referencia el lugar en el que se estaciona el vehículo, el que este no haya pasado la ITV y esté en la vía pública puede, de nuevo, acarrear una multa, esta vez menos gravosa, de 200 euros por no tener la inspección en vigor. En el caso de que la última ITV resultase negativa o desfavorable, el conductor dispondrá de hasta dos meses para reparar los defectos y pasar de nuevo la inspección. Si el vehículo se presentase para la segunda inspección fuera del plazo concedido deberá realizarse una inspección técnica completa.

Un supuesto muy común, que también implica una multa es, en caso de cambiar de domicilio, no notificar a la Jefatura Provincial de Tráfico ese cambio de residencia y que, por tanto, las notificaciones deberán de serle entregadas en otra dirección. No acordarse de realizar este trámite puede suponer una sanción de hasta 100 euros.

La falta de legibilidad de la matrícula es otra de las razones, ya sea porque está deteriorada, sucia o presente obstáculos o pegatinas que puedan impedir su lectura. Ocurre lo mismo que en los casos anteriores: la multa puede producirse incluso estando inmovilizado. En este caso la sanción sería de 200 euros.

El conductor también puede ser multado, de nuevo, a pesar de estar inmovilizado, si está repostando combustible y deja el motor en marcha o las luces encendidas. Este despiste puede implicar una multa de hasta 100 euros

No se puede olvidar que los estacionamientos prolongados también pueden conllevar multas ya que los ayuntamientos por ordenanza municipal suelen tener regulado el tiempo máximo que un vehículo puede estar estacionado en el mismo sitio sin moverse. Además se puede retirar el vehículo cuando permanezca estacionado más de un mes en el mismo lugar y presente desperfectos que hagan imposible su desplazamiento o le falten las placas de matrícula.

Como cierre, tenemos que recordar que estacionar, en sí, de forma incorrecta conlleva una sanción. Sobre todo, si se aparca en la playa, una acción que está totalmente prohibida, como nos recuerda ARAG.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

La facturación de los talleres aumenta un 2% en el primer semestre, hasta los 6.350 millones de euros

La facturación total de los talleres españoles durante los seis primeros meses del año fue …

Actualidad

Smartphones y patinetes eléctricos, los dispositivos más asegurados por Klinc by Zurich

Hace un año que Zurich Seguros lanzó Klinc, una nueva generación de seguros on demand …

Actualidad

Generali refuerza su posición en Portugal con la compra de Seguradoras Unidas y AdvanceCare por 600 millones

Generali acaba de anunciar la compra en Portugal del 100% de Seguradoras Unidas, la antigua …