ALEA COVER lanza un seguro de Bodas, Comuniones y Reuniones de Empresa

Editar noticia  Redacción

Una inoportuna tormenta cuyo viento se lleva por delante la carpa donde se va a celebrar el banquete, el fotógrafo no comparece el día y a la hora señalada, se pierden las alianzas, el tacón de uno de los zapatos de la novia se rompe en un desafortunado paso en el adoquinado que lleva hasta el ayuntamiento o la iglesia… son muchas las incidencias que pueden afectar al normal desarrollo de una boda. Algunas quedarán como una anécdota que contar en el futuro, otras pueden arruinar el gran día de los novios, pero ninguna constituirá un perjuicio económico si los novios cuentan con un seguro de bodas.

Alea Cover acaba de lanzar un seguro de protección para bodas y otro tipo de eventos similares, como comuniones, bautizos y reuniones de empresa. Este producto se caracteriza por la cobertura de causas climatológicas adversas, incomparecencia, quiebra de proveedores, cobertura de vestimenta especial o joyas, cambios de opinión, etc. Y viene a satisfacer las necesidades de este tipo de celebraciones.

ALEA, que recibe su capacidad de suscripción en este producto de Lloyds Insurance Company, se caracteriza como Agencia de Suscripción de nichos de negocio, y cuenta con capacidad para suscribir Seguros de Daños a Mercancías y Responsabilidades Marítimas, Responsabilidad Civil de Eventos y Contingencias.

¿Por qué un seguro de bodas?

Celebrar una boda hoy en día va mucho más allá de lo que significa contraer matrimonio. Las bodas son auténticos eventos de gran envergadura que suponen una enorme inversión económica. ¿Por qué no proteger adecuadamente este gasto? Un seguro de bodas cubre gran parte de los riesgos que pueden afectar a esta celebración: muerte o enfermedad grave de los familiares directos, lluvia y fenómenos atmosféricos adversos, falta de prestación de servicio de la empresa de catering, del local donde se celebra el evento o de la persona que tiene que oficiar, incomparecencia del fotógrafo u operador de cámara, daños o destrucción de obsequios, daños a bienes alquilados como vehículos o equipos de sonido, daños a la vestimenta especial de los novios, daños o pérdida de joyas o pérdida de depósito por quiebra de alguno de los provedores.

Lo cierto es que una boda hoy en día, al igual que lo es una comunión o un bautizo son todo un evento que se organiza, a pequeña escala, igual que los grandes eventos de empresa, eventos deportivos o musicales. La industria aseguradora se ha adaptado a las necesidades específicas de estos eventos familiares o eventos de empresas con seguros a medida.

*En la imagen: José Luis Latorre, director de Alea Cover

MÁS NOTICIAS

Actualidad

La Mutua Umas patrocinador oficial del Centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón

La Diócesis de Getafe y la mutua de seguros UMAS, aseguradora de referencia de las …

Actualidad

Markel acerca la Responsabilidad de Administradores y Compliance Penal a mediadores de Madrid

La compañía especializada en seguros de Responsablidad Civil General, Profesional, de Administradores y Altos Cargos, …

Actualidad

Luis de Guindos asegura que la normativa que impulsa los planes de pensiones europeos no cumplirá su objetivo

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha asegurado que la normativa …