Título

Juan Martínez-Barea: “Las empresas que quieran innovar deben tener 3 orejas”

Juan Martínez Barea, en un momento de su intervención en Madrid Seguro.
Redacción
El embajador para España de Singularity University, una universidad disruptiva liderada por la NASA y Google, Juan Martínez-Barea, asegura que las empresas no pueden negar esta ola de cambio que está liderada por la tecnología.
Juan Lorenzo
18 de Junio de 2015, 20:15CEST

“No somos un país low cost ni tampoco innovador”, comentaba el embajador para España de Singularity University, Juan Martínez-Barea, en la conferencia magistral de clausura del foro del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid, Madrid Seguro. “Si no somos un país innovador, ¿qué arma nos queda como país?”, se preguntaba Martínez-Barea. La respuesta: la tecnología. Es una gran arma para ser más competitivos. Pero según el embajador para España de Singularity University, “las empresas que quieran innovar deben tener 3 orejas: escuchar al cliente, a los trabajadores y, también, a lo que pasa en el mundo”.

“La tecnología no es el gran Dios”, según Martínez-Barea. Es una herramienta. Es la creatividad la que hace el cambio. El de la Singularity University ha indicado que “hoy debemos estar en punta de lanza, significa tener hambre de aprender, de estar al día. También debemos llenar la empresa de “frikies”, gente que entienda de tecnología. Y, en tercer lugar, no podemos negar esta ola de cambio”.

El mundo que viene

El embajador para España de Singularity University, ha comentado que “todos vivimos con el profundo impacto que han ocasionado la globalización y la hiperconectividad”. De hecho, según Martínez-Barea, en el futuro inmediato, se sumarán tres nuevas olas de cambio: la aceleración de la tecnología, la hiperconectividad y el mundo emergente.

En el caso de la aceleración de la tecnología, para el embajador para España de Singularity University, “el cambio tecnológico sigue una curva exponencial. Una curva que crece, poco a poco, pero luego acelera hasta el infinito”. Según Martínez-Barea, “llegan también tres grandes olas tecnológicas: la biotecnología, la robótica y la nanotecnología”.

Juan Martínez-Barea ha contado distintos ejemplos de estas grandes olas tecnológicas. Por ejemplo, Martínez-Barea ha explicado que existe una empresa que se llama “Organovo” que desarrolla órganos humanos. Desarrollan una réplica idéntica de un órgano que podemos tener cualquiera de nosotros. Así, en el futuro, ha comentado Martínez-Barea, “si yo enfermo de riñón iría a esta empresa y me proveería de una réplica de un riñón mío”.

Otra revolución que viene, según Martínez-Barea, es la energía: “La energía solar cubrirá las necesidades energéticas de todo el mundo en poco tiempo y, en un futuro, nos convertiremos todos en productores solares”. El de la Singularity University ha sentenciado que “en el año 2030 toda la energía del mundo será solar”.

En el caso de la hiperconectividad, para el embajador para España de Singularity University, “en un futuro se conectarán las cosas y no sólo las personas. En 2020 tendremos conectados a internet un total de 7 cosas. Habrá más de 50 mil millones de cosas en el mundo conectados a internet”. Actualmente hay conectado a internet 3 mil millones de personas. En 2020 habrá 7 mil millones de personas. En 2020 internet alcanzará a todo el planeta.