Título

José Antonio Marina “El talento está al final de la formación”

José Antonio Marina, en Granada
Redacción
Marina afirmó que “veo pesimismo en su profesión, pero se puede ser optimista apostando por el talento”
03 de Junio de 2016, 15:00CEST

El filósofo y ensayista experto en valores e inteligencia aplicada a las organizaciones, José Antonio Marina, realizó la conferencia de clausura del XI Congreso Nacional. Para Marina, “los docentes y los mediadores estamos sometidos a presiones muy parecidas. En los dos casos necesitamos estar sometidos a procesos de formación continuos”. Además, “estamos sufriendo la presión de las nuevas tecnologías que están diciendo: los profesores no hacen falta y los mediadores tampoco”.

El filósofo preguntó a la audiencia si conocía la palabra ‘VUCA’ (Volatility, Uncertainty, Complexity y Ambiguity). Estas son, explicó Marina, las características que tiene el mundo educativo: “un mundo que viene que será cada vez más variable, incierto, muy complejo porque todo se hace global y ambiguo”. Añadió que “hemos entrado en la sociedad del aprendizaje” y “que vamos a tener que empezar de nuevo todo, a resetear, cambiando continuamente para adaptarnos al entorno”. El filósofo destacó que “debemos aprender a la velocidad que se evoluciona. Los productos sencillos los venderá un ordenador”.

El especialista en ciencias cognitivas dijo a los asistentes que los mediadores también tienen competencia inesperada a la que deben hacer frente: “los mediadores se han encontrado con los comparadores que les hacen muchísima competencia. Una de las cosas que parecía que sólo un corredor podía hacer era asesorar. Si ahora lo hace un comparador, esa parte del mercado la hace un competidor ahora”. Para Marina, “solo sobrevivirán las profesiones que tengan el centro en el trato personal con las personas”.

Concluyó Marina afirmando que “veo pesimismo en su profesión, pero se puede ser optimista apostando por el talento” y añadió que “el talento no está al principio, sino al final de la formación”.