Título

Los accidentes de tráfico graves también ocurren dentro de las empresas

Accidente de tráfico
Archivo
En los últimos años se habla mucho de los accidentes laborales-viales, es decir, los accidentes de tráfico que, por tener lugar durante la jornada de trabajo (accidentes en misión) o al ir o volver del trabajo (accidentes in itinere) tienen la consideración legal de accidentes de trabajo, pero casi nadie se acuerda de que dentro de las empresas circulan también vehículos que, con cierta frecuencia, dan lugar a accidentes graves por colisiones, atropellos o vuelcos, según explica una información de Prevención Integral.
Rafael Sierra
28 de Abril de 2015, 00:00CEST

Así, en la localidad de Valdeorras (Orense) han ocurrido dos accidentes mortales de este tipo en menos de un año. El sábado 11 de abril de 2015, Alberto Valle Álvarez, de 31 años y oriundo de Casaio, perdió la vida a media mañana de ayer en un accidente laboral por aplastamiento cuando trabajaba en una nave de pizarra que la empresa Cafersa regenta en Riodolas, en el concello de Carballeda de Valdeorras.

El accidente ocurrió a las 12,09 de la mañana cuando el trabajador, electricista de profesión, procedía a repara una máquina y el carro que transporta rachón a la sierra lo aprisionó contra un rodillo a la altura del tórax. La víctima no pereció en el acto y se mantuvo consciente pero antes de ser evacuado en un helicóptero del 061 pereció tras sufrir dos paradas casi de forma consecutiva pese a los intentos del personal sanitario -también acudió una ambulancia del 061- por salvarle la vida. Al lugar de los hechos también acudió el equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de O Barco así como el GES y los bomberos.

Además, Prevención Integral presenta otro caso: El 17 de julio de 2014, Manuel Alberto Borges, un hombre de nacionalidad portuguesa de 47 años que residía con su familia en la localidad leonesa de A Baña, perdió la vida en un fatídico accidente laboral registrado en la cantera "Manada Vieja" del Alto da Cova, en Casaio, en el ayuntamiento de Carballeda de Valdeorras. El operario, que realizaba labores de extracción y transporte de pizarra, murió aplastado por el camión que dirigía después de sufrir un vuelco. Como consecuencia del percance fatal, el operario quedó atrapado bajo las ruedas de la cabeza tractora del vehículo, por lo que el 112 reclamó la intervención de los bomberos del parque comarcal de Valdeorras para la excarcelación de los restos mortales.

La central de emergencias también movilizó al helicóptero medicalizado con base en el hospital de Ourense. El equipo médico desplazado al lugar del suceso no puedo hacer nada por salvar la vida del trabajador de 47 años de edad, casado y con dos hijos, según vecinos de la zona. Falleció en el acto. Según explicó el servicio de comunicación del 112, los profesionales sanitarios de urgencia atendieron a los familiares de la víctima, lógicamente muy afectando por los hechos.

Prevención Integral concluye que “los planes de movilidad de las empresas, por tanto, deberían empezar por poner orden en el interior, donde no rige el Código de la Circulación pero también hay accidentes de tráfico”.